domingo, 27 de enero de 2008

Pinchi institución educativa

De vuelta a la escuela... Qué munga. Ya ven, uno que decide incorporarse a la vida universitario y al selecto porcentaje de universitarios en el país y le salen con mamadas. Toneladas de tarea me esperan en el Tec de Montegay, con sus madres de liderazgo y la chingada. Primer clase de Merde-cadotecnia y el profesor ya se confesaba acerca de todos sus éxitos profesionales y personales como si al alumnado le importara un soberano coño. Eso pasa cuando uno es tan mamonamente egocéntrico.
En fin, ha llegado hora de hacerle frente a los Borregazos cabrones. Déjenme ubicarlos, estimados lectores, en la Plaza de los Borregos, único rincón del Campus donde se puede fumar, en el centro del cual se encuentra una escultura de bronce de dos borregos machos dándose un tope, con los güevos tan inflamados que duele verlos. ¿¡Qué clase de cutre escultura es esa!? Vaya que se toman en serio el papelón de ingenuos y futuros directivos de empresas chonchas.

Me retiro pues tras esta denuncia acerca del terrible sistema educativo, esperando que todos ustedes tengan horribles jornadas escolares este semestre.

Lindos deseos de inicio de año.
Ah¡! Y por favor, no se rindan a las futuras y cutres mamadas del 14 de febrero. Como diría mi muy querido Mauricio: "Ésas son mamadas, y las mamadas no van ahí".


ABUUUUUUUUUUR ¡!
Seguiremos pranganeando.