jueves, 15 de noviembre de 2007

Ya tengo...

... mi firmita de autor en el blog.

Qué bonito es lo bonito, chingao ¡!


(Soy toda una autoridad. Respetadme ¡! Regaladme chocolates ¡!)




Bubatrón*

Las cosas que nos cagan vienen en empaques pequeños*

Definitivamente, compañeros y compañeras, he llegado a la conclusión de que las cosas que nos irritan en secreto de tal o cual individuo (a) son por demás absurdas y nimias... pero para nosotros, son una pinchi bomba de tiempo esperando a estallar con un siempre amigable "CÁLLATE, CARAJO, CÁLLATE ¡!" (agregue escupitajos al gusto).

De ahí que, sin más preámbulo, Bubita (quien es dueña de estas líneas y de miles de corazones, já... NOT!) presenta este delicioso compilado de obsesiones personales. Sírvase agregar tres pintas de su mezcal preferido y furia desmedida:

1. Las personas con dientes feos (carajo, será que mejor es que ni abran la boca, que me dan ganas de tumbárselos y patrocinarles unos nuevos ¿?)

2. Las personas con mala ortografía / redacción. Una compulsión personal... creepy, pero cierto.

3. Los vellos en la espalda. Son HOMBRES/MUJERES, no YETIS.

4. Las personas que hablan / ríen mientras comen y muestran al mundo su bolo alimenticio. Créanme, ni su estómago querría ver tanta madre si pudiera.

5. Los baños públicos. Aclaro que no es freseo ni similares ("no wey, cómo crees? o sea, cero que ver... AGHHHHH!), pero me caga el olor encantador de veintemil chicas/os/quimeras que han pasado por tan sacrosanto espacio y no han tenido la decencia de jalar la palanca.

6. La jerga fresa que se caracteriza por anteponer la palabra "tipo" a cualquier cosa que se exprese.
Ejemplo (léase bajo su propio riesgo):
"O sea güey, tipo que estaba así no, ya sabes, y entonces güey, llega la tipa esta así tipo de qué pedo no?, entonces güey, que me dice o sea bájale güey, y yo así de tipo, o sea, cero que ver, güey!"*

7. Las personas con encías exageradamente prominentes y casi escarlata. He dicho. La gingivitis NO está in.

8. Los chicos con pantalones tan ajustados que me hacen sentir presión en la entrepierna. No es agradable enterarse si eres judío o no a simple vista.

9. La uniceja. Regresamos a los yetis.**

10. Las nalgas de elefante. Bueno, ésas sólo son divertidas.





HASTA ESTE PUNTO, ESTIMADÍSIMOS LECTORES/AS, NO HE ENCONTRADO MÁS MINIMUGRES QUE ARGUMENTAR. DISFRUTEN DE LA PRIMERA DECENA, QUE LA LISTA HABRÁ DE CRECER (BWAHAHAHAHAHA !)...





Sin más por el momento, los dejo fumándose lo que gusten, pensando qué chingados hicieron taaaan ojete para terminar en Cutrelandia.

Besitos maricas en lugares donde no brilla el sol.
Buba*


*Si es que me ha dado una embolia al finalizar esta entrada, sabrán que todo fue en pro de su malsano entretenimiento, lectores ¡oh! lectores nuestros...

** Aportado por Pris Robles. Encuéntrala en tu puesto de revistas favorito ¡!