miércoles, 26 de noviembre de 2008

Cosas que a nadie le importan

Con la ya antaña novedad de que me siento del culo.

Escuchando ya las patéticamente cortavena rolas de Miguel Bosé (figúrese usted si no estoy triste).

En fin, estas cosas así son.

Se dice que nadie ha muerto de amor hasta ahora, y yo comienzo a pensar que tal cosa es una grandísima mentira.

Y ese "olvídame tú, que yo no puedo", de marica gachupín me remite a los tiempos de impotencia, esos aciagos días que se prolongan inevitablemente, cuando me digo que extrañar es ya de por sí una sandez de proporciones ridículas.

En donde sea que esté aquél, ya no es aquél del Divo de Linares.

Y como se intitula este blog, no pasan de ser cosas que no le importan a nadie un reverendo coño.

A seguir con la jodienda cotidiana.

Deseo firmemente que ninguno de los lectores de esta sarta de pendejadas se sienta así.

Frustración 1, Valeria 0.

1 comentario:

10.21 dijo...

no creas, yo lo sentí.

y ahora, a seguir con la jodienda cotidiana...